¿Cocinar no es para los “millennials”? quizás no, pues gracias a la tecnología, ya no es necesario que lo intenten

Quizás tengamos la idea de que los millennials son como moochers que se encuentran viviendo en un sótano, pero que además no se pueden valer por sí mismos en un mundo que es muy real. EAE Business School de eae online opiniones, presentó el estudio “El gasto en comida rápida” donde asegura que irá incrementando a más de un 50% en estos tiempos. Las personas están ocupadas haciendo mil cosas que no les queda tiempo de cocinar.

Sumado a eso, de acuerdo a las encuestas, al menos un 60 por ciento de los millennials no tiene idea de cómo preparar algún aderezo para una ensalada. Pero además, un 25 de los encuestados se consideró incapaz de saber preparar un pastel de cumpleaños de los que viene en cajas para hacer, y al mostrarle un cuchillo especial para la mantequilla, tan solo un 63 por ciento de estos jóvenes sabía de lo que se trataba. Pero hay mucho más que eso.

Para alcanzar una experiencia culinaria, el factor edad es predominante. Y ello se demuestra en que un 70 por ciento de los baby boomers, tienen idea de como cortar un pavo, pero tan solo un 40 por ciento de estos jóvenes millennials ha alcanzado un conocimiento de como hacerlo, y obviamente se debe a que los boomers han vivido muchas más cenas de Acción de Gracias, pero ello no puede medir su habilidad. Estos estudios quizás no nos brinden una respuesta real sobre sus habilidades en la cocina, por lo que resulta mejor preguntar a los baby boomers y a los de la Generación X cuáles eran las habilidades de cocina que ellos tenían cuando se encontraban en el rango de edad de los millennials.

En el caso de los boomers, estos probablemente se clasificaban mejor en dichas habilidades cuando contaban con más de 20 años: ya que se les enseñó economía doméstica en la escuela, pero este es un curso que ha sido eliminado de gran cantidad de currículos de Estados Unidos. Se casaron más jóvenes, por lo que iniciaron su vida familiar antes y además fueron responsables de cocinar para otros a una edad más temprana. El internet aún estaba lejos para enseñarles cómo hacerlo, lo que posiblemente los beneficio.

Quizás la razón por la que solo la mitad de la generación millennial puede asar un pollo es porque han contado con la facilidad que le brinda la tecnología, pero esta también les ha dificultado aprender a cocinar, pero en contraparte podrían conocer más sobre alimentos que sus abuelos. Si se le debe echar la culpa a algo, podría ser a un factor denominado «descarga cognitiva»: tener plena confianza en Google o Pinterest a fin de poder recordar una receta o una técnica, en vez de hacerla con el corazón. Cuando hacemos una descarga, eso suele quitarnos la oportunidad de que desarrollemos las estructuras de conocimiento a largo plazo, lo que nos ayudaría a establecer conexiones creativas, teniendo nuevas ideas y profundizando en los conocimientos.

En el caso de los millennials y de la Generación X, ellos contaban con más probabilidades de obtener sus recetas por internet que los baby boomers, pero tratándose de generación millennial esta ha señalado que ha visto muchos más vídeos de cocina en línea que las generaciones anteriores. De acuerdo a un estudio de Google realizado en 2015, se pudo descubrir que aproximadamente el 60 por ciento de la generación millennial cocina acompañado de su teléfono inteligente, aunque sus búsquedas suelen ser increíblemente básicas.

Comments closed

Entradas recientes